Fundación Museo Miró en Palma

Joan Miró se instaló definitivamente en Cala Mayor en 1956. En aquella época no existía ninguno de los rascacielos que rodean hoy la Fundació. El taller se Miró es fruto de los planes de uno de los más renombrados arquitectos del Modernismo, el catalán Josep Lluis Sert. Joan Miró legó una parte de su propiedad al Ayuntamiento de Palma, en 1981 se creó la Fundació.

Pilar Juncosa, la viuda de Miró, legó en 1983, 5 años tras la muerte del artista, 39 gouaches al Ayuntamiento de Palma, los cuales fueron subastados por Sotheby en Londres. Con las ganancias pudo ser financiada la construcción del edificio en el “territorio Miró”.

Hoy en día la Fundació Pilar i Joan Miró constituye un centro de cultura dinámico en el que alternan la exposición permanente de la obra del artista y las creaciones de otros más recientes. Regularmente se realizan también talleres para jóvenes y niños. Una de las atracciones de estos terrenos son los Talleres Miró.