Rey Jaime I

Con la conquista de Mallorca por Jaime I, el 31 de diciembre de 1229 comienza una época de la historia de la isla de la cual los mallorquines están particularmente orgullosos, ya que esa fecha vio el fin del dominio árabe y Mallorca retornó al seno de la iglesia católica.

Cuando Jaime I, Jaume I para los mallorquines, conquistó Mallorca, acababa de cumplir 21 años. Este soberano se había hecho a la mar el 5 de septiembre de 1229 en Salou con una flota de 155 navíos que transportaban 1.500 caballeros con sus caballos y más de 15.000 soldados de infantería.

Una parte del ejército tocó tierra en Santa Ponsa, otra en la bahía de Porrassa. En la mañana del 12 de septiembre comenzó en Coll de Batalla la primera lucha contra el fuerte ejército sarraceno. Las tropas cristianas establecieron su campamento en lo que hoy se denomina La Real.

El asedio a Medina Mayurka duró tres meses y medio. En el último día del año 1229 los cristianos pudieron asaltar la ciudad a través una brecha en la muralla y apresar al emir en el Palacio de la Almudaina. A esta conquista siguieron matanzas y saqueos en los que se destruyó casi todo aquello que tuviese relación con los musulmanes. El rey mismo ordenó la construcción de la Catedral en el lugar de la mezquita destruida.

Jaume I falleció en 1276 a la edad de 68 años en Valencia. En su testamento dividió sus dominios entre sus dos hijos Pere y Jaume. Este último fundó en 1276 como Jaume II el reino independiente de Mallorca, que solamente duró 73 años hasta que fue incorporado de nuevo en 1349 al reino de Aragón.

En el videoclip se ve el monumento de Enric Clarasó “Mallorca al Conquistador”, situado en Plaza España de Palma de Mallorca.