Jardín de La Raixa

 

En Mallorca muchos nombres de lugares nos descubren quiénes fueron una vez los señores de la isla: los moros. Banyalbufar, Bunyola, Alcudia, todos nombres de origen árabe. Lo mismo sucede con los Jardines de Raixa.

El jardín de Raixa tiene un origen árabe. Su primer dueño conocido se remonta a 1230 y a lo largo del tiempo se han impuesto elementos de la antigua Roma. El parque de Raixa está estrechamente unido a un hombre perteneciente al Tribunal Eclesiástico de la Ciudad del Vaticano: el cardenal mallorquín Antoni Despuig i Cotoner. Este juez supremo dio en 1797 al palacio y su jardín su forma actual, centrando sus esfuerzos en convertir la hacienda árabe medieval en una villa italiana.

Las impresiones recopiladas en Italia no abandonaron a Despuig tras su regreso a su hogar mallorquín, marcando el estilo del jardín, hoy utilizado como escenario de filmaciones y digno marco para conciertos.

La casa principal servía al cardenal ante todo como espacio para sus obras de arte traídas de Italia al final del siglo XVIII. Estas obras se pueden admirar en la actualidad en al exposición permanente del Castillo Bellver en Palma de Mallorca. A pesar de los elementos europeos es imposible no reconocer el origen del jardín de Raixa.

Bajo la dominación árabe florecieron durante 300 años el arte, la arquitectura y la economía. Los jardines de Raixa y Alfabia, con sus ingeniosos sistemas de riego, son un vivo ejemplo a día de hoy.

HACER UN COMENTARIO

*